Volver

NORMAS DE CONVIVENCIA (I)
  Parte I
 
En el presente Proyecto Educativo se establece la misión, filosofía, organización y participación de la Comunidad Educativa: alumnas, docentes, padres y representantes personal administrativo, de seguridad, de tránsito y obrero; así como las Normas de Convivencia de todos los integrantes de la U. E. P. Colegio Mater Salvatoris.
Estas directrices están acordes con los principios que se consagran en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley Orgánica de Educación, su Reglamento General y la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y del Adolescente (LOPNNA).
Este Proyecto ha sido realizado con la participación activa de toda la Comunidad Educativa y su finalidad es orientar, organizar y regular todos los aspectos relacionados con el proceso educativo de la Institución.


PRESENTACIÓN
 
​Las Religiosas del de la U. E. P. Colegio “Mater Salvatoris”, fieles al espíritu de nuestra Congregación y queriendo hacer un servicio a la sociedad pluralista en que vivimos, ofrecemos un ideal de escuela actual, basada en el concepto que la religión católica tiene del hombre y de la sociedad humana, interpretados por los métodos educativos peculiares de la Compañía del Salvador.
​Esta manifestación de ideales e intenciones ayudará a los padres y representantes a elegir el tipo de educación que desean para sus hijas y garantiza la unidad de acción de cuantos participan en la vida de nuestro Colegio.
​El Proyecto Educativo que el Colegio ofrece a sus alumnas, a los padres y representantes de las alumnas y a cuantos colaboran en la acción educativa, supone unos principios fundamentales comúnmente admitidos:
• Todo ser humano, sin discriminación de ninguna clase (social, racial, filosófica, económica, etc.), tiene derecho a recibir la educación más apta para el desarrollo de toda su personalidad.
• Los padres son los primeros y principales responsables de la educación de sus hijos y no pudiendo completarla sin ayuda ajena, tienen derecho a elegir el centro cooperador que estimen más conveniente.
• Todos los cristianos, puesto que por la regeneración por el agua y el Espíritu han sido constituidos nuevas criaturas y se llaman y son hijos de Dios, tienen derecho a la educación cristiana; la cual no persigue solamente la madurez de la persona humana, sino que busca, sobre todo, que los bautizados se hagan más conscientes cada día del don recibido de la fe (Declaración del Concilio Vaticano II sobre la Educación Cristiana de la Juventud, n.º 2).
 
​Como responsables de la acción educativa del Colegio Mater Salvatoris, conscientes de nuestro compromiso y misión evangelizadora, y respondiendo a las aspiraciones de tantos educadores, jóvenes y padres de familia que quieren hacer del hecho educativo un camino y un proceso al servicio de una sociedad más humana, justa y participativa, ofrecemos este PROYECTO que refleja unos ideales y unas expectativas de futuro, para formar a personas capaces de realizar la transformación de la sociedad, y dotar al país de ciudadanos comprometidos con el bien común.

I. IDENTIDAD DEL COLEGIO MATER SALVATORIS
 
​Por su naturaleza, el Colegio Mater Salvatoris es un centro educativo cristiano,  dentro de la misión de la Iglesia Católica. Su orientación se inspira en una concepción cristiana del hombre y del mundo. Se propone lograr una formación integral de sus alumnas armonizando la ciencia, la cultura, el deporte y la fe. Como centro de la Compañía del Salvador, ha de crear un clima de testimonio y vivencia cristiana a la luz de la fe, de tal modo, que los valores cristianos iluminen toda la acción educativa.
​Acoge tres niveles educativos: Educación Inicial, Educación Primaria y Educación Media General, mención Ciencias y Humanidades.
 
 
II. UBICACIÓN DEL COLEGIO
 
​La Unidad Educativa Privada Colegio Mater Salvatoris está ubicada en la urbanización Las Mercedes, Municipio Baruta, Estado Miranda. Tiene acceso por la calle Baruta, la calle Jalisco y la Avda. Principal de las Mercedes. Es un medio urbano, de carácter residencial-comercial, tipificado por conjuntos de viviendas unifamiliares y multifamiliares.
​Las alumnas del plantel, provienen de esta zona y de otras urbanizaciones de la ciudad.  Utilizan el transporte urbano y el vehículo familiar.
​La relación de las familias con el Colegio es de colaboración y participación en los proyectos educativos y de aceptación del régimen y disposiciones, dando muestras de satisfacción por los logros obtenidos y de aprecio al personal docente, administrativo y obrero.
 
 
III. OBJETIVO GENERAL
 
​El Colegio Mater Salvatoris se propone ofrecer un servicio de auténtica excelencia en todos los campos y niveles de su acción educadora-evangelizadora, capaz de dar respuestas a las necesidades de la persona, a la realidad de Venezuela y del mundo y a la vida de la Iglesia.

IV. MISIÓN
 
​La misión del Colegio Mater Salvatoris se concreta en la imagen o idea del hombre que se quiere obtener al término del proceso educativo, y consiste en proporcionar a sus alumnas los medios necesarios para alcanzar el desarrollo armónico de la persona, de acuerdo a los ejes transversales: como ser individual, ser social y ser trascendente.
 
4.1 Como ser individual la alumna debe alcanzar:
• Sentido espiritual de la vida, lejos de una concepción puramente materialista y utilitaria.
• Responsabilidad,  seriedad y constancia en el trabajo.
• Madurez para tomar decisiones personales.
• Sensibilidad ante los grandes problemas del país y del mundo.
• Apertura al futuro.
• Sentido crítico y creador,  que la capacite para afrontar el cambio de actitudes y situaciones.
 
4.2 Como ser social, la alumna, a lo largo de su formación, debe ir adquiriendo las cualidades básicas para ser persona útil a la sociedad:
• Solidaridad con el entorno,  respetando y buscando el bien común.
• Responsabilidad participativa y acatamiento de la autoridad legítima.
• Respeto a la conciencia de los demás.
• Capacitarse para asumir responsabilidades en la sociedad.
• Búsqueda de la justicia y la paz en un compromiso de trabajo netamente cristiano.
 
4.3 Como ser trascendente, es esencial para la educación integral inculcar a nuestra alumna la trascendencia de la dimensión religiosa del hombre. La personalidad se forma por referencia a los valores evangélicos,  porque la persona y la sociedad no encuentran su fin en sí mismas,  sino en una apertura constante al plan de Dios.
 
 

V. MEDIOS
 
​Con este Proyecto Educativo pretendemos promover una educación de calidad y con visión de futuro, arraigada en la realidad y al servicio de la construcción del modelo de sociedad, de Iglesia y de persona que queremos alcanzar. La imagen del hombre, propuesta como meta del proceso educativo, debe estar presente a lo largo de todo el desarrollo de este proceso. Por eso, nuestro sistema:
• Procura una formación intelectual seria y exigente que inicia a las alumnas en el estudio personal y dirigido, despertando el sentido crítico y la observación.
• Como medio para favorecer el desarrollo integral y su formación cultural,  fomenta la educación de valores,  que garanticen las actitudes promovidas por el Colegio.
• Da a conocer los valores del arte a lo largo de la Historia y entrena en algunas formas de experiencia artística, como la pintura, diseño, el canto y la música.
• Fomenta el sentido de responsabilidad y constancia en el estudio y trabajo  para lograr un desarrollo pleno de sus capacidades y cualidades personales.
• Insiste en la educación ética, acostumbrando a la alumna a ser fiel a las exigencias de su conciencia bien formada en todas las áreas de su comportamiento.
• Respeta y cultiva la originalidad de cada alumna, que ha de madurar su personalidad de forma diferenciada.
• Desarrolla la capacidad de relación interpersonal y la actitud de servicio, a través del deporte, el intercambio cultural y las actividades de proyección social.
• Promueve el trabajo en equipo y fomenta la solidaridad con la propia Institución educadora.
• Tiende a despertar el sentido de justicia y de amor a la paz, en todos los órdenes de la convivencia humana.
• Facilita la experiencia de Dios nuestro Padre a través de la oración personal y en común, y de la participación activa en la celebración de los sacramentos.
 
 

VI. PERFIL DE LA ALUMNA MATER SALVATORIS
 
​Para nuestra Institución, la alumna Mater Salvatoris tendrá las siguientes características:
 
6.1. En el SER
• Es la protagonista del proceso educativo, responsable de su propio aprendizaje.
• Es capaz de asumir un compromiso cristiano en su opción de vida: comprendiendo el mensaje de salvación y dando testimonio vivencial del espíritu evangélico.
• Ama a la Santísima Virgen Mater Salvatoris, a quien tiene como Madre y como modelo de mujer.
• Es capaz de descubrir la dignidad de la persona humana y de salir en su defensa.
• Es capaz de tomar decisiones con madurez y responsabilidad.
• Es conocedora e interesada por el quehacer nacional y la problemática socio-política.
• Defensora de los Derechos Humanos, de la paz, la justicia y de los más necesitados.
• Cultiva el sentido de responsabilidad y constancia en el estudio y el trabajo, para lograr un desarrollo pleno de sus capacidades.
 
6.2. En el SABER
• Apasionada por el mundo de la cultura, inquieta por aprender, desarrolla su capacidad de investigación para adquirir nuevos conocimientos científicos y humanísticos.
• Posee sentido crítico y creador, que la capacita para afrontar el cambio de actitudes y situaciones.
• Posee los conocimientos necesarios para incorporarse con éxito a los estudios superiores, tanto en las universidades del país como del exterior.
• Disfruta la actividad física y valora su salud corporal, mental y social como factores de preservación de la vida.

6.3. En el VIVIR
• Es solidaria, participativa, generosa, autocrítica, abierta a todos los valores humanos y cristianos y en constante proceso de crecimiento integral.
• Es feliz, generosa, honrada, con amor por la vida, la paz y la libertad.
• Valora el esfuerzo, el trabajo y el estudio como fuente de avance personal y social.
• Es respetuosa  de los deberes y derechos propios y ajenos.
• Promueve el mejoramiento personal y social a través de su participación activa y consciente en acciones comunitarias.
• Es incansable en su ansia de entrega y servicio a los demás y da siempre lo mejor de sí misma.
 
 
VII. PERFIL DEL DOCENTE MATER SALVATORIS
 
​El Docente Mater Salvatoris, en acción coordinada con las Religiosas de la Compañía del Salvador, además de instruir, debe formar, no sólo con la palabra sino con el ejemplo, en una búsqueda constante de la exigencia personal orientada hacia el logro de la excelencia. Por este motivo, el Docente, además de cumplir con los requisitos exigidos por las leyes vigentes, debe manifestar su identificación, intelectual y vivencialmente, con la filosofía del Colegio Mater Salvatoris.
​A tal efecto, debe poseer, entre otros, los siguientes rasgos:
 
7.1. En el ser
• Recordará siempre que frente a las alumnas es modelo a imitar. Por eso cuidará  que sus modales, vocabulario y gestos sean adecuados.
• Cultivará los valores humanos: honestidad, sinceridad, respeto, solidaridad, tolerancia, cordialidad, etc.
• Tendrá buena autoestima y conciencia de su vocación educadora.
• Será responsable en el proceso de formación de sus alumnas.
• Conocerá   los derechos y deberes de todos  los  integrantes  de  la  Comunidad Educativa.
• Será defensor de la vida, la libertad, la justicia, la participación democrática y de los derechos humanos.
• Será respetuoso de las diferencias individuales de sus alumnas en lo académico y personal.
 
7.2. En el saber
• Tendrá una sólida formación religiosa, académica y profesional que trasmitirá como líder a las alumnas.
• Poseerá competencia e idoneidad profesional. Se abrirá al cambio educativo, tendrá sensibilidad para la excelencia educativa y creatividad en su quehacer cotidiano.
• Integrará los ejes transversales y globalizará las diferentes áreas académicas y asignaturas, para obtener un aprendizaje significativo en las alumnas.
• Buscará la metodología apropiada para que sus alumnas aprendan. Enseñará a pensar, a razonar, a organizar las ideas, a encontrar por sí mismas la propia verdad.
 
7.3. En el vivir
• Su conducta, tanto dentro como fuera del Colegio, ha de ser acorde con el espíritu cristiano y la filosofía del Colegio Mater Salvatoris.
• Se esforzará en el mejoramiento de su propia capacidad profesional y en obtener mayor rendimiento en el desempeño de su labor docente, con voluntad de mantenerse en formación permanente.
• Será capaz de analizar, evaluar, reorientar y transformar su quehacer pedagógico, utilizando diversas metodologías didácticas activas, significativas y participativas.
• Creará en el salón un ambiente grato y de mucho respeto en el que cada alumna se sienta aceptada y evaluada justamente.
• Aprovechará las ocasiones para educar y manejar las situaciones conflictivas formando a las alumnas según el Ideario del Colegio.
• Será cuidadoso con los bienes del plantel y orientará a las alumnas en el uso adecuado de las instalaciones y recursos didácticos.
 
 
VIII.  PERFIL DE LOS PADRES Y REPRESENTANTES
 
Los objetivos del Colegio Mater Salvatoris sólo pueden alcanzarse mediante una interacción constante e ininterrumpida del ambiente que rodea a la alumna, es decir, el Colegio y el hogar.  Los padres y representantes deben estar profundamente conscientes de estos objetivos y tomar parte activa junto al Colegio en esta tarea.
La familia, como primera y principal educadora, consciente de su misión, es invitada vigorosamente a asumir su derecho y su deber de ayudar a sus hijas a crecer en un ambiente de amor, comprensión y seguridad. Para ello se pretende que los padres tengan las siguientes características:
• Formarán familias unidas, bien estructuradas, en torno a una jerarquía de valores claros y coherentes, y convencidas de su vocación cristiana.
• Si pretendemos bachilleres capaces de un compromiso cristiano, los padres deben dar ejemplo a sus hijas de la valoración de los principios cristianos participando de los actos religiosos, de la recepción de los sacramentos y viviendo coherentemente con la doctrina de la Iglesia Católica.
• Colaborarán en la vocación de su representada mediante el diálogo entre familia y Colegio a través de entrevistas personales o reuniones de padres y el personal Directivo y Docente.
• Colaborarán con el personal Docente en la formación de una conciencia de responsabilidad frente a las tareas que las alumnas han de realizar en el hogar, cuya finalidad, además de la académica, es la formación de hábitos de trabajo y estudio.
• Los padres tendrán presente que el amor no consiste sólo en dar cosas a sus hijas, cumplir con el compromiso económico adquirido con el Colegio y llevar al hogar lo necesario para vivir, sino que les han de manifestar cariño, propiciar un diálogo sincero y confiado con sus hijas, escuchar sus inquietudes y aspiraciones, conocer sus amistades y establecer normas de conducta.
• Animarán a sus hijas a participar en las actividades extra-académicas y religiosas que complementan su formación integral.
• Los padres promoverán en sus hijas el respeto al personal directivo, docente, administrativo, auxiliar y obrero, así como a sus compañeras, propiciando del mismo modo el respeto y el cuidado de los bienes del plantel y de sus compañeras.
• Por el hecho de tener una hija o representada inscrita en el Colegio, forman parte de la Comunidad Educativa del mismo y tienen derecho a ejercer cargos en la Junta de Asociación de Padres y Representantes “APREMATER”.
• Los padres o representantes tienen derecho a ser atendidos por el personal Directivo y Docente y formular los planteamientos que consideren necesarios con respeto al régimen académico y disciplinario del plantel.
• Respetarán, cumplirán y promoverán las Normas de Convivencia presentes en este proyecto.
 
 
IX. LA COMUNIDAD EDUCATIVA
 
El Colegio trata de crear y promover, mediante una pedagogía activa y creadora, un clima escolar y familiar en el que puedan desarrollarse con eficacia los objetivos básicos. Trata de crear una verdadera comunidad, promoviendo la colaboración y participación de todos los miembros que la constituyen: dirección, educadores, alumnas, padres, representantes y empleados. El sentido y el alcance de la participación de cada uno de los miembros de la Comunidad Educativa, en las decisiones que afectan a la marcha del Colegio, están condicionadas por el tipo de responsabilidad asumida por cada uno.
​La Dirección de la Unidad Educativa Privada Colegio Mater Salvatoris está a cargo de: la Directora General, la Directora Académica, la Sub-Directora y Cuerpo de Coordinadoras, quienes conforman el Consejo Directivo, y tienen como primera y principal función la de inspirar, alentar y encauzar las metas de formación religiosa, humana, académica y familiar del Colegio. Aspiran lograr, en materia de Educación, los altos propósitos del Estado Venezolano y del Instituto Religioso Compañía del Salvador.
 
 
9.1. LA DIRECTORA GENERAL

​De acuerdo a los lineamientos emanados del Proyecto Pedagógico de la Compañía del Salvador, es la autoridad máxima del Colegio cuya misión es dirigir y coordinar el funcionamiento general del plantel.
​Preside los actos internos del Colegio. Contrata al personal y está pendiente de todas sus inquietudes y necesidades. Orienta al personal docente, administrativo, de seguridad, de tránsito y obrero en la filosofía de la Compañía del Salvador  para  que puedan transmitirla a las alumnas. Cumple y hace cumplir este Proyecto Educativo. Orienta y atiende a los padres y representantes y a las alumnas cuando sea necesario. Está pendiente de la buena marcha del Colegio manteniendo su nivel de excelencia en lo académico, religioso y actividades deportivas.
 
9.2. LA DIRECTORA ACADÉMICA
​Ejerce la máxima autoridad legal del plantel.  Es la instancia responsable ante el Ministerio del Poder Popular para la Educación y las demás autoridades educativas, respecto a los asuntos de organización y funcionamiento de la Institución. Ejerce la dirección pedagógica del plantel y supervisa el desarrollo de la enseñanza en cada nivel educativo.  Representa a la Institución en todos los actos públicos y privados competentes a la misma. 
 
9.3. LA SUBDIRECTORA
​Representa a la Directora en caso de falta accidental o temporal de ésta.  Colaborará con la Directora en el gobierno, organización y dirección pedagógica del establecimiento y cumplirá aquellas funciones que la Directora delegue en ella.
 
9.4. LA COORDINADORAS DE NIVEL
​Son las responsables, en función delegada de la Dirección, de la acción educativa, su programación y evaluación, y de la coordinación práctica de la vida colegial de un determinado nivel o ciclo de Educación.


9.5. LAS COORDINADORAS DE DEPARTAMENTO Y ÁREAS
Son las responsables, en función delegada por la Dirección, de la organización, evaluación y mejora de un área académica específica. Ellas son: Pastoral, Control y Evaluación de Estudios, Orientación, Idiomas, Física y Matemáticas, Arte y Lengua, Sociales, Biología y Química, Educación para el Trabajo, Actividades Culturales y Deportivas y Labor Comunitaria.
 

9.6. EL PERSONAL DOCENTE
Debidamente capacitado y en proceso de formación permanente, es el verdadero conductor de nuestras alumnas, y está en contacto directo con ellas. Además de instruirlas, debe formarlas, no sólo con la palabra sino con el ejemplo, en una búsqueda constante de la exigencia personal, orientada hacia el logro de la excelencia. Para ello, además de cumplir con los requisitos exigidos por las leyes vigentes, debe actualizar la tarea pedagógica con actitud crítica y constructiva, poniendo énfasis en los valores éticos fundamentales, a partir de los ejes transversales, conforme a la filosofía del Colegio Mater Salvatoris.


9.7. EL PERSONAL ADMINISTRATIVO, DE SEGURIDAD Y TRÁNSITO Y OBRERO
Participa también de la misión educadora del Colegio, al compartir ideales, valores y objetivos del mismo. Además se responsabiliza de las labores administrativas, de seguridad y actividades de mantenimiento de las instalaciones del plantel, haciendo posible la realización práctica del Proyecto Educativo.


9.8. LA ASOCIACIÓN DE PADRES Y REPRESENTANTES “APREMATER”
Integra a la totalidad de padres y representantes del Colegio y coopera en el mejoramiento del proceso educativo. Promueve actividades humanísticas, culturales, sociales, asistenciales, deportivas y recreativas, que contribuirán al desarrollo y consolidación del proceso educativo y a la integración de los padres al plantel y de éste a la Comunidad local. La Asociación está presidida por una Junta Directiva, constituida por un presidente, un tesorero, un secretario y dos vocales.

9.9. EL CENTRO DE ESTUDIANTES
El Centro de Estudiantes Mater “CEM”, agrupa y ejerce la representación de las alumnas a partir de Primer Año de Educación Media General. Su Junta Directiva está constituida por una presidenta, una vicepresidenta, una secretaria, una tesorera y las vocales de cultura, deportes, comunicación y eventos.  Con el apoyo de las Delegadas de clase, promueve la participación de todas las alumnas y contribuye al proceso de formación de la personalidad de cada una, por medio de actividades científicas, culturales y deportivas, internas e intercolegiales, y el diálogo entre los diferentes miembros de la Comunidad. Cultiva los valores morales, cívicos y estéticos de las alumnas y encauza sus inclinaciones naturales hacia la sociabilidad, la cooperación y la solidaridad. 

X. CARACTERÍSTICAS EDUCATIVAS DEL COLEGIO
 
​Con este Proyecto Educativo pretendemos promover una educación alternativa, de calidad y con visión de futuro, arraigada en la realidad y al servicio de la construcción del modelo de sociedad, de iglesia y de persona que queremos alcanzar de acuerdo a nuestro Ideario.  Queremos una educación que:
• Personalice y humanice, desarrollando en las alumnas la madurez en sus dimensiones: familiar, social, religiosa, intelectual, afectiva, espiritual, psicológica, física y artística.
• Atienda a la diversidad de culturas y de personas, en un proceso que favorezca el crecimiento de todos.
• Se centre en los valores humanos y cristianos, de manera especial: la formación desde y para la vida, el respeto y valoración de la vida desde su concepción, el amor, la justicia, la libertad responsable, la solidaridad, la paz y la participación.
• Reafirme la vivencia de la fe. Por su naturaleza, el Colegio Mater Salvatoris es un centro educativo católico. Su orientación se inspira en una concepción cristiana del hombre y del mundo. Por tanto la formación religiosa es el eje transversal primordial de nuestro modelo educativo, hasta crear un clima de testimonio y vivencia cristiana  a la luz de la fe, de forma que cada persona llegue al encuentro personal con Jesucristo y con la Iglesia, de manera que transforme su vida y sea fermento de una sociedad  más humana y cristiana.
• Esté al servicio del pueblo. Pretendemos suscitar en nuestras alumnas la sensibilidad ante las desigualdades, injusticias y discriminaciones sociales, económicas, culturales, etc., de su entorno, de modo que no permanezcan indiferentes ante la violación de los Derechos Humanos y asuman una actitud de servicio y ayuda a las clases más desposeídas de nuestra sociedad.
• Forme para la ciudadanía y la vida política. Nuestro modelo quiere contribuir a formar ciudadanos para que participen, con conciencia crítica, en la transformación de la sociedad y la búsqueda del bien común. Que valoren la democracia como forma de vida y se reconozcan como integrantes y responsables en los procesos de transformación de la sociedad.
• Busque la excelencia. La alumna “Mater Salvatoris” debe aspirar a una educación intelectual de calidad, dotada con los saberes básicos de una cultura general en lo humanístico y en lo científico-tecnológico, desarrollando al máximo su capacidad de razonamiento reflexivo, lógico y crítico.
• Disfrute y valore la actividad física, las manifestaciones deportivas y las producciones científicas, literarias y artísticas, nacionales y universales, como factores que preservan la salud corporal, mental y social y promueven el mejoramiento personal y comunitario.


XI. DERECHOS Y DEBERES DE LAS ALUMNAS
 
Con la finalidad de lograr una convivencia armónica, basada en el respeto, la tolerancia y la responsabilidad, se establecen los siguientes derechos y deberes de las alumnas:
 
11.1. DERECHOS
• Recibir atención acorde con su desarrollo biológico, psicológico, social y su vocación, aptitudes, necesidades y aspiraciones, ajustada a los derechos que le confiere el Artículo N.º6 de la Ley Orgánica de Educación.
• Recibir una educación de reconocida moralidad e idoneidad docente comprobada, conforme a los requisitos establecidos en la Ley Orgánica de  Educación.
• Recibir una educación católica, a través de un claro proyecto educativo que tiene su fundamento en Cristo, orientado a lograr una síntesis entre fe, cultura y vida dentro de la Iglesia y la sociedad.
• Recibir educación con igualdad de oportunidades, conforme a los planes de estudio vigentes.
• Recibir una formación científica, humanista, deportiva, recreativa, artística y para el trabajo, que las capacite para la vida social, el trabajo productivo y la prosecución de estudios.
• Recibir atención educativa en el año escolar durante 180 días hábiles como mínimo y participar en el total desarrollo  de la totalidad de los objetivos programáticos previstos para cada área del plan de estudios correspondientes (Artículo N.º 56 de la Ley Orgánica de Educación).
• Recibir un trato afable y respetuoso acorde con la consideración debida a la dignidad humana.
• Ser atendida justa y oportunamente por las autoridades educativas y por los organismos de la Comunidad Educativa cuando acuda a ellos para formular planteamientos relacionados con sus estudios, derechos e intereses.
• Recibir la educación en idioma castellano, excepto en la enseñanza de lengua o literatura extranjera.
• Ser atendida en una planta física adecuada para el desarrollo de las actividades académicas y deportivas.
• Conocer el  Proyecto Educativo del Colegio y lo relativo al régimen de evaluación.
• Ser evaluada de conformidad a las disposiciones legales vigentes.
• Recibir informes periódicos de evaluación de resultados.
• Recibir, previo cumplimiento de los requisitos legales, la certificación de calificaciones, el certificado de Educación Primaria, el título de Educación Media General y las credenciales de carácter académico que correspondan.
• Promover y formar parte de la Congregación Mariana, Coro, Modelo de Naciones Unidas, CEM, actividades deportivas y otros eventos que ofrezca el Colegio.
 
11.2. DEBERES
• Asumir la responsabilidad de su aprendizaje y actuación estudiantil, mediante el cumplimiento de las actividades prescritas en los programas oficiales vigentes.
• Asistir diaria y puntualmente a las actividades educativas del Colegio.
• Mantener una actitud de respeto para con el personal directivo, docente, administrativo, seguridad, tránsito y obrero del plantel; así como con sus compañeras, acorde  con la consideración que se debe guardad a la dignidad humana.
• Respetar y rendir culto cívico a los símbolos patrios y valores de la nacionalidad.
• Participar activa y efectivamente en los actos y actividades religiosas, respetándolos y demostrando compromiso religioso y testimonio público de sus creencias.
• Respetar los derechos y garantías de las demás personas.
• Observar una conducta cónsona a su condición de alumna y de integrante de la Comunidad Educativa.
• Cuidar de su presentación personal, del orden y aseo de sus útiles escolares y guardar las reglas de higiene que le garanticen la preservación de su salud.
• Mantener en buen estado y pulcritud el uniforme de uso diario que le corresponde a su nivel de estudio y llevar el distintivo que la acredita como alumna del Colegio Mater Salvatoris en el uniforme.
• Traer el material necesario para poder realizar sus actividades académicas: libros, lápices, bata, guías, etc.
• Permanecer en el Colegio durante todo el horario  de actividades escolares.
• Como miembro del Colegio Mater Salvatoris, debe contribuir en todo momento a mantener, dentro y fuera del plantel, en alto el buen nombre de la Institución y de todos sus integrantes.
• Abstenerse de participar en actos contrarios a la disciplina y orden público dentro y fuera del Colegio.
• Acatar y respetar las decisiones y orientaciones del personal directivo y docente de la institución.
• Participar en actividades de evaluación y asumir una actitud honesta que garantice la validez y confiabilidad de las mismas.
• Contribuir al mejoramiento, conservación y mantenimiento de los salones de clase, dotaciones y demás bienes del ámbito escolar.
• Participar activa y efectivamente en la organización, promoción y realización de actividades de formación y difusión cultural, actos cívicos, conmemorativos, deportivos, recreacionales y en otras actividades que beneficien a la Comunidad y propicien las relaciones del Colegio con su medio circundante.
• Servir de enlace entre el Colegio y el hogar a fin de facilitar una comunicación permanente.
• Entregar puntualmente circulares, boletas y otros avisos a su representante.
• Conocer y cumplir el presente Proyecto y Normas de Convivencia del Colegio.
• Cumplir con las regulaciones del ordenamiento jurídico vigente.
 
Deberes y atribuciones de la semanera
• Llevar al aula  la carpeta, la tiza, el borrador y cualquier otro material que requiera el docente para la clase.
• Responder ante la supervisora por alteraciones, enmendaduras, borrones y demás daños que presentare la carpeta de asistencia diaria.
• Cuidar de los útiles y materiales que reciba y devolverlos personalmente al finalizar la clase.
• Velar por la limpieza y buena presentación del aula, exigiendo a las compañeras el cuidado del salón; tener limpio el pizarrón y la mesa del profesor a la entrada de cada docente.
• Cuidar, junto con la supervisora, que no permanezcan las alumnas en el aula durante el tiempo del receso.
• Avisar a la supervisora cuando falte un docente para que se tomen las medidas pertinentes.
• Prestar cualquier colaboración al docente.
• La semanera se turnará siguiendo rigurosamente el orden de lista. La inasistencia de la semanera de turno será suplida por la alumna que aparezca en la lista con el número inmediato.
 
 
XII.  ASISTENCIA Y PUNTUALIDAD
 
Las actividades escolares comienzan a las 7:20 a.m. La hora de salida es:
• Alumnas de Educación Inicial a la 1:10 p. m.
• Alumnas de 1º a 2º grado a la 1:30 p. m.
• Alumnas de 3º y 4º grado a la 1:45 p. m.
• Alumnas de 5º y 6º grado a la 1:50 p. m.
• Alumnas de Educación Media General es a las 2:00 p.m.
• La asistencia a clase es obligatoria.  En caso de inasistencia, la alumna tendrá que traer justificativo escrito al día siguiente para poder incorporarse a clase. El Colegio se reserva el derecho a confirmar la veracidad de los certificados médicos.
• Las ausencias o justificaciones tardías, después de períodos de vacaciones, se considerarán inasistencias injustificadas.
• En caso de retardo, las alumnas podrán entrar sólo a la segunda hora de clase, pero con justificativo escrito. La tercera vez durante un trimestre, que reincidan en esta falta de puntualidad, no podrán reintegrase a clase.
• El porcentaje mínimo de asistencia exigido será del setenta y cinco por ciento (75%). Las alumnas que no alcancen este porcentaje perderán el año o asignatura y el derecho a examen de revisión. (Art. N.° 109 R.L.O.E.)
• Para justificar la exención de algunos ejercicios de Educación Física, por causa de impedimento, presentarán a la Coordinadora del grado correspondiente la certificación expedida por un servicio médico oficial con la especificación del tipo de impedimento, su duración y actividad de la cual se le exceptúa. (Art. N.° 86 R.L.O.E.)
• La alumna permanecerá en el Colegio durante todo el horario escolar: no se le permitirá salir antes de la hora correspondiente  a cada curso y mucho menos sin permiso.
• Las operaciones estéticas deben realizarse en el periodo de vacaciones para poder cumplir con el calendario escolar y respetar el proceso de aprendizaje.
 
 
XIII. DISCIPLINA ESCOLAR  
 
​Con el fin de lograr una formación integral de sus hijas, es necesaria una disciplina que se amolde a las normas del Colegio, para lo cual, se requiere la colaboración de toda alumna y de sus padres y representantes.​
• Toda alumna inscrita en el Colegio se compromete a aceptar y cumplir íntegramente el Proyecto Educativo y las Normas de Convivencia con sus directrices. Cumplirá también con las regulaciones del ordenamiento jurídico vigente.
• Observará una actitud de respeto para con el personal directivo, docente, administrativo, de seguridad, de tránsito y obrero del Colegio, así como con sus compañeras, acorde con la consideración que se debe guardar a la dignidad humana.
• Acatará y respetará las decisiones y orientaciones del personal directivo y docente de la Institución.
• El Colegio Mater Salvatoris educa a la alumna en los principios y valores de la Iglesia Católica; la alumna demostrará con su comportamiento que acepta y coopera en esta formación religiosa, participando activamente en la oración de la mañana, las clases, celebraciones de la Misa y en las actividades de carácter religioso que se desarrollen (retiros, convivencias,…). Dado el caso de que la alumna rechace las enseñanzas religiosas, se le recomienda cambio de Institución.
• Observará una conducta cónsona a su condición de alumna y de integrante de la Comunidad Educativa.
• Actuará según los valores fundamentales de respeto a los demás: honestidad,  solidaridad, colaboración y responsabilidad. Respetará los derechos y garantías de las demás personas. 
• Contribuirá a mantener en todo momento el buen nombre del Colegio dentro y fuera de la Comunidad Educativa.  
• Se abstendrá de participar en actos contrarios a la disciplina y orden público, dentro y fuera del Colegio.
• Cuidará, en todo momento, su expresión verbal y corporal. Evitará gritos, vocabulario soez y denigrante, así como miradas irrespetuosas y agresiones físicas a sus compañeras y/o a cualquier otro miembro de la Comunidad Educativa.
• Asistirá diaria y puntualmente a las actividades educativas del Colegio cumpliendo el horario de clases. Debe asistir provista de los útiles necesarios y de los materiales que indique cada profesor.
• Se prohíbe el uso y tenencia de teléfonos celulares u otros artículos electrónicos en el horario escolar, protegiendo a la alumna de material pornográfico, violencia, acoso escolar, para respetar la dignidad y el valor de la persona. De esta manera, se evitará el material de apoyo ilegal durante los exámenes; también se favorecerá la concentración en los estudios y el buen rendimiento académico.
• En caso de que la alumna, use un instrumento electrónico durante la presentación de actividades de evaluación, además de obtener nota mínima, éste le será retirado.
• El Colegio no se hace responsable por la pérdida de objetos de valor y tampoco por aquellos objetos retenidos o retirados por las autoridades del Colegio a la alumna por haber infringido la disposición contenida en la cláusula anterior.
• Se citará al representante, cuando una alumna sea anotada en el diario de clase por tres veces consecutivas.
• A la hora de la salida, la alumna esperará a sus representantes en el lugar asignado por la Dirección para cada nivel.
• No se permitirá a la alumna salir del plantel acompañada de muchachos, ni que éstos permanezcan dentro del recinto escolar bajo ningún pretexto, sin permiso de la Dirección.  
• No permanecerá en los alrededores del Colegio en actitudes inapropiadas con el distintivo de la Institución.
• La alumna que conduzca su automóvil no podrá estacionar dentro del Colegio.
 
 
XIV. RENDIMIENTO ESCOLAR Y EVALUACIÓN
​ 
Con el fin de garantizar una educación de excelencia, la alumna debe atender a las siguientes consideraciones en cuanto a su rendimiento escolar:
 
ALUMNA
• La alumna asumirá la responsabilidad de su aprendizaje y actuación estudiantil, mediante el cumplimiento de las actividades prescritas en los programas oficiales vigentes y de las demás tareas y trabajos que le sean asignados.
• La evaluación contempla dos aspectos importantes: EI perfil de la alumna en las facetas de: Actuación y hábitos de trabajo de la alumna y su Rendimiento académico.
• La alumna debe realizar diariamente las tareas. Es muy importante que no solamente haga el trabajo por escrito, sino que todos los días dediquen suficiente tiempo al estudio de las diferentes materias para estar dispuestas, en cualquier momento, a rendir las pruebas orales o escritas que los profesores consideren necesarias para la evaluación continua de sus conocimientos.
• La alumna asumirá en las actividades de evaluación una actitud honesta que garantice la validez y confiabilidad de las mismas.
• La alumna perderá la calificación de una prueba o actividad de evaluación cuando incurra en lo siguiente: comunicación oral o escrita con una compañera, utilización de material de apoyo no autorizado, comentarios durante la aplicación de la prueba que interfieran en el desarrollo de la misma, utilización de celular u otro objeto electrónico no autorizado.
• Cuando la evaluación de la alumna corresponda a trabajos no presenciales, individuales o en equipo, deben ser entregados en la fecha señalada, de lo contrario obtendrá la nota mínima.
• Para asistir al Colegio y presentar las evaluaciones las alumnas deben cumplir con el uniforme escolar.
 
ALUMNA DE EDUCACION MEDIA GENERAL
• Cuando una alumna no asista a un examen el Docente podrá repetírselo si la inasistencia es justificada.
• Cuando la alumna tenga una inasistencia justificada, no podrá recuperar las actividades de evaluación perdidas en los laboratorios: biología, química, física, computación,  inglés, francés, etc.
• La alumna también perderá derecho a la prueba cuando no justifique su inasistencia al reincorporarse; o bien, cuando los argumentos expuestos no son confiables a juicio del Consejo de Sección.
• Las ausencias o incorporaciones tardías, antes o después de períodos de vacaciones, se considerarán inasistencias injustificadas. La alumna perderá el derecho a la prueba por ausentarse del Colegio durante el período escolar por motivos de viaje o planes vacacionales.
• Cuando el 30% o más de las alumnas resultaren aplazadas en alguna evaluación, el Docente, conjuntamente con las alumnas, fijará la fecha de la 2.ª forma de evaluación, tomando en cuenta que, deben ser dentro de los tres días hábiles siguientes a la publicación de las calificaciones. La nota definitiva será la segunda. (Art.112 de R.L.O.E. y Circular N.º 1)
• La calificación definitiva de cada lapso estará constituida por el 70% de las diferentes actividades de evaluación continua, más el 30% de la prueba final de lapso. La nota parcial será ajustada de acuerdo a los rasgos de personalidad de la alumna. El promedio de los tres lapsos será la nota definitiva de cada asignatura. (Artículo N.° 112 de R.L.O.E.)
 
ALUMNA DE EDUCACION PRIMARIA
• Para la alumna de Educación Primaria la evaluación es continua, lo que no justifica la reposición de evaluaciones perdidas por inasistencia.
 
XV. PRESENTACIÓN PERSONAL.
 
​El Colegio concede especial importancia a la presentación personal de las alumnas, en cuanto a los modales, vocabulario, aseo y vestido se refiere, pues forma parte de la educación integral que pretendemos inculcar en nuestras alumnas.
​En todo el ámbito del Colegio las alumnas deben hablar en un tono moderado, evitando los gritos; usar un vocabulario adecuado; no correr por los pasillos; colocar la basura en los recipientes destinados a tal fin; sentarse con corrección y dirigirse a las personas en tono cortés y educado.
​Las alumnas deben cuidar su presentación personal; mantener en buen estado  y pulcritud el traje escolar, cuidar del orden y aseo de los útiles escolares y guardar las reglas de higiene que les garanticen la preservación de la salud.
 
15.1 UNIFORME ESCOLAR
El uniforme representa a la institución a la cual pertenecen, por lo cual, tanto dentro como fuera del plantel, se rige por las Normas del de Convivencia.
 
Generalidades
​Es obligatorio llevar el distintivo que la acredite como alumna del Colegio Mater Salvatoris.
​El cabello debe llevarse peinado, limpio y corto o recogido. Los adornos de la cabeza son  de color azul marino o color vinotinto.
​El uniforme debe usarse sin maquillaje, pintura de uñas, tatuajes, piercings, accesorios (collares, pulseras…), etc.
​Se permitirá el uso de zarcillos discretos.
 
15.1.1 EDUCACIÓN INICIAL.
• Jumper azul marino con el distintivo del Colegio cosido en el lado izquierdo. Sobre el jumper usarán un baby unicolor o de cuadritos, según modelo del  Colegio
• Blusa blanca, con cuello camisero en pico y manga corta.
• Medias blancas cortas que cubran el tobillo.
• Zapatos negros o azul marino en T.
• Suéter color vinotinto, modelo del Colegio.
Rítmica
• Shorts, franela, falda y zapatos deportivos de color blanco.
 
15.1.2 EDUCACIÓN PRIMARIA
• Jumper azul marino con el distintivo del Colegio cosido en el lado izquierdo.
• Blusa blanca, con cuello camisero en pico y manga corta.
• Medias blancas cortas, que cubran el tobillo.
• Zapatos: De primero a  segundo grado: azul marino o negros en forma de T.
• De tercero a sexto  grado: mocasines color vinotinto.
• Suéter color vinotinto, modelo del Colegio.
 
Educación Física.
• De primero a segundo grado: falda blanca según modelo del Colegio. De tercero  a 6° grado: pantalón corto azul marino con el sello del Colegio.
• Franela -chemise blanca- con el sello del Colegio.
• Zapatos deportivos totalmente blancos.
 
15.1.3 EDUCACION MEDIA GENERAL
• La blusa, del color correspondiente a cada nivel, deben llevarla dentro de la falda, en la cintura y con el sello del Colegio cosido.
• La falda, azul marino, hasta la rodilla,
• Medias largas blancas, hasta la rodilla.
• Zapatos color vinotinto, tipo mocasín.
• Suéter color vinotinto, modelo del Colegio. 
 
Educación Física
• Uniforme modelo del Colegio.
• Medias blancas cortas por encima del tobillo.
• Zapatos blancos deportivos.
 
Laboratorio
• Bata, modelo del Colegio.

XVI. FALTAS

​A fin de garantizar el cumplimiento de las pautas señaladas en estas Normas de Convivencia, a continuación se especifican las situaciones consideradas como faltas leves y faltas graves.
 
16.1. Faltas leves
La alumna incurrirá en faltas leves cuando:
• Tenga bajo desempeño en el nivel académico.
• Incumpla con los deberes escolares, entre ellos las evaluaciones, tareas, ejercicios y asignaciones.
• Incumpla con los deberes de semanera.
• No asista puntual y regularmente  a las actividades del Colegio; así como retrasos a la hora de entrada a clase después de los recreos o en el intercambio de clases.
• Asista a las actividades del Colegio sin el material y los útiles necesarios para ella, (libros, lápices, cuadernos, batas, etc.) salvo en los casos que sea imposible por razones justificadas y debidamente comprobadas.
• Entre sin permiso en un salón de clase sin autorización de la Supervisora.
• Converse inoportunamente en los salones de clase, alterando el normal desarrollo de las actividades escolares.
• Duerma en clase mientras se realicen las actividades.
• Ingiera alimentos en las aulas, laboratorios, biblioteca, audiovisuales, auditorios, jardines y áreas de recreación destinadas a actividades escolares y/o deportivas.
• Cuando tenga un comportamiento inadecuado en actividades culturales, religiosas y deportivas.
• Incumpla con el traje escolar establecido en este reglamento.
• Empleen lenguaje inapropiado: gritar, vociferar, vocabulario soez, etc.
• Traiga al Colegio materiales ajenos a las actividades escolares.
• No traiga puntualmente justificativos y volantes de recepción de circulares, avisos, boletas y notificaciones  firmadas por los Representantes.
• No asista a los actos programados por el plantel.
• No colabore en el mantenimiento, conservación y limpieza del local, mobiliario y cualquier otro material de la institución.
• Cualquier otro hecho establecido como falta leve en el ordenamiento jurídico vigente y en este Manual de Convivencia.
 
16.2. Faltas graves
La alumna incurrirá en faltas graves  cuando:
• Incida reiteradamente en faltas leves.
• Acumule anotaciones en el  diario de clase y en el expediente por faltar a las normas de convivencia.
• Se ausente sin permiso del plantel durante su horario de actividades escolares.
• Obstaculice el normal desarrollo de las actividades escolares o altere gravemente la disciplina.
• Obstaculice las actividades religiosas, culturales y deportivas que se realicen dentro y fuera del Colegio como parte fundamental de la formación.
• Desautorice de manera intencional al personal directivo, docente, administrativo, seguridad, tránsito y obrero del Colegio.
• Cometa actos violentos de hecho o de palabra contra cualquier miembro de la Comunidad Educativa.
• Protagonice o participe en acciones violentas, manifestaciones y protestas.
• Cometa actos contrarios a la moral y buenas costumbres.
• Provoque desórdenes graves durante la realización de cualquier prueba de evaluación o participar en hechos que comprometan su eficacia.
• Falsifique firmas, calificaciones, registros o suministren información falsa.
• Deteriore o destruya en forma voluntaria los locales o dotaciones y demás bienes del ámbito escolar.
• Sustraiga o hurte algún objeto, propiedad de compañeras, del personal docente o del plantel.
• Traiga objetos punzantes, armas blancas y armas de fuego.
• La tenencia, tráfico o consumo estupefacientes en el recinto escolar, en cualquier lugar donde se realice una actividad programada por el Colegio, o en un ambiente externo al mismo.
• Fume o ingiera bebidas alcohólicas en el Colegio, o fuera del mismo, vistiendo el uniforme.
• Introduzca bebidas alcohólicas o sustancias controladas dentro de las instalaciones del Colegio.
• Raye o escriba en los pupitres, paredes, carteleras, pizarrones y en cualquier otro lugar de las instalaciones del Colegio.
• Cualquier actuación, no necesariamente del conocimiento público, que a juicio de las autoridades del Colegio se considere de extrema gravedad, así como cualquier falta penada por el ordenamiento jurídico vigente.
 
 
XVII. LA SANCIÓN:
 
​Ha de ser advertida y previsible: la alumna debe conocer por qué, cómo y cuándo su comportamiento será castigado.
​Ha de ser inmediata, para que el alumno establezca una correcta asociación entre ambas situaciones.
​Ha de consistir en una experiencia claramente correctiva para la alumna, pretendiendo disuadirle de su comportamiento disruptivo. Nunca puede incluir maltratos físicos, ni psicológicos.
​Ha de ser objeto de aplicación consistente, es decir; las mismas consecuencias siempre que se presente el mal comportamiento.
​Ha de acompañarse siempre de pautas sobre cómo actuar, el castigo informa sobre lo que no hay que hacer.
 
17.1. CRITERIO PARA APLICAR SANCIONES.
​En todos los casos, para determinar la sanción debe tenerse en cuenta:
• La naturaleza y gravedad de los hechos.
• La edad de la alumna.
• El grado de responsabilidad de los hechos.
• Los esfuerzos de la alumna para reparar los daños causados.
• La idoneidad de la sanción para cumplir su fin estrictamente pedagógico.
 

17.2. SANCIONES POR FALTAS LEVES
• Conversación orientadora entre profesor y alumna.
• Anotación en el expediente de la alumna. La alumna y el profesor dejarán por escrito y firmado la situación presentada.
• En caso de reincidencia: amonestación escrita con notificación al representante, quien debe devolverla al Colegio firmada.
• Citación al representante y acta de compromiso de la alumna. Plan de trabajo en conjunto.
• Retiro temporal de  la clase para realizar un trabajo comunitario o sobre valores.
 
17.3. SANCIONES POR FALTAS GRAVES
• En caso de incurrir en comunicación con las compañeras o utilizar material de apoyo no autorizado en la aplicación de una prueba, se procederá al  retiro de la prueba  con la pérdida de la misma y la nota mínima.
• Suspensión del aula de clases, hasta por tres días, con asignación de trabajos dentro del Colegio.
• Resarcir daños: consiste en pagar el costo de los daños ocasionados a las instalaciones o bienes del Colegio.
• Levantar un expediente administrativo y referir el caso a otras instancias externas al Colegio.
 
PROCEDIMIENTO ÚNICO.
​Una vez sucedido el hecho la alumna narrará por escrito los acontecimientos, atendiendo así a su derecho a opinar y a ser oída y a su derecho a la defensa.
​Acta explicativa de las autoridades competentes y citación a los padres y representantes con el personal docente, de psicología, asesoría legal y personal directivo.
​Levantamiento de acta de la reunión con la sanción a aplicar. El acta será firmada por la autoridad competente y Consejo de Profesores, la alumna, los padres y representantes. Si una de las partes involucradas se negare a firmar, se asentará en el acta, y firmarán dos (2) testigos para dejar constancia de ello.
Las partes interesadas podrán impugnar la sanción ante una autoridad superior imparcial, dentro de los tres días siguientes a la notificación de la sanción.

XVIII. RECONOCIMIENTOS
 
​Se crea este sistema de valoración positiva de méritos y premios por las buenas acciones en todos los campos de la vida escolar.
• Reconocimiento “Niña Mater”.
• Reconocimiento por participar activamente en actividades organizadas por Centro de Estudiantes (C.E.M.).
• Reconocimiento por actividades deportivas.
• Reconocimiento por actividades culturales (fotografía, cuento y pintura).
• Reconocimiento por actividades solidarias.
• Reconocimiento por antigüedad.
• Reconocimiento mes de Mayo (medalla).
• Reconocimiento Canción Mariana.
• Reconocimiento Festival de Gaitas Mater.
• Reconocimiento actividades científicas y culturales.
• Reconocimiento Modelo de Naciones Unidas.
 
 
XIX. PERSONAL DOCENTE
 
​Con la finalidad de lograr una convivencia armónica, basada en el respeto, la tolerancia y la responsabilidad, se establecen los siguientes derechos y deberes de los docentes:
 
19.1. DERECHOS
• Derecho al libre ejercicio de la docencia, en armonía con lo establecido en el ordenamiento jurídico venezolano y el presente Reglamento Interno.
• Derecho a recibir puntualmente las remuneraciones correspondientes al ejercicio del cargo que desempeña.
• Derecho a disponer y utilizar los medios, materiales e instalaciones del Colegio para ejercer la docencia a las alumnas inscritas en el Colegio, de conformidad con lo establecido en el presente Reglamento Interno.
• Derecho a que el personal directivo brinde facilidades, de acuerdo a las posibilidades de la Institución, para asistir a talleres, cursos, convivencias o actividades dirigidas al perfeccionamiento de su profesión y mejoramiento de la calidad de su labor docente.
• A ser informado y a participar libre, activa y plenamente en los procesos educativos de las alumnas, así como en todos los ámbitos de la vida escolar, entre, ellos, las actividades educativas, deportivas, sociales y culturales.
• Derecho a ser respetado por todas las personas que integran la Comunidad Educativa. Nunca deberá ser amonestado o sancionado en público o privado de forma humillante, ofensiva o contraria a su dignidad como persona humana.
• A disfrutar de un ambiente de trabajo que reúna las condiciones mínimas necesarias para el desarrollo de sus labores docentes.
• Derecho a defender los derechos, garantías e intereses de las alumnas.
 
19.2. DEBERES
 
19.2.1. EL DOCENTE COMO PERSONA
• Asumirá una actitud de lealtad, fidelidad y estima a la filosofía, ideario y principios cristianos del Colegio Mater Salvatoris.
• Observará una actitud correcta en el  rezo diario de clase y manifestará devoción y respeto en los actos  religiosos y cívicos comunitarios.
• Manifestará  respeto a las normas de la Iglesia Católica.
• El Docente recordará siempre que, frente a sus alumnas, es modelo a imitar. Por eso, debe cuidar su forma de hablar, sus gestos y ademanes.
• Cultivará los valores humanos: honestidad, sinceridad, respeto a superiores, compañeros y alumnas,  responsabilidad, solidaridad, tolerancia, cordialidad, etc.
• Mantendrá con todos los integrantes de la Institución relaciones personales que se caractericen por la honestidad, la solidaridad, la tolerancia, la cooperación y la amabilidad.
• Cultivará la presentación personal y vestirá el uniforme requerido como expresión externa de su actitud pulcra y honesta.
• Cuidará los modales y la cortesía: saludar, ceder el paso y/o el puesto, levantarse al entrar algún superior y hablar en forma cortés a su interlocutor.
19.2.2. EL DOCENTE COMO PROFESOR
• Asistirá diaria y puntualmente al Colegio, y llegará por lo menos 10 minutos antes de iniciar las actividades académicas. Será puntual en los cambios de clase y al finalizar los  recesos.
• Firmará el libro de Registro de Asistencia y Puntualidad.
• Se esforzará en el mejoramiento de su propia capacidad personal y en obtener el mayor  rendimiento en el desempeño de su labor docente.
• Asistirá a su trabajo. Cuando motivos urgentes e importantes le impidan asistir, avisará con anticipación a la Dirección y buscará sustitución.
• Cumplirá puntualmente  los lineamientos emanados del Departamento de Control de Estudios y de la Coordinación.
• Colaborará con la disciplina general del Colegio y responderá por las alumnas de su sección.
• Conocerá y cumplirá las disposiciones legales que reglamentan el proceso de evaluación.
• Preparará cuidadosamente los planes de trabajo de la asignatura y evaluación.
• Respetará el cronograma elaborado al inicio de cada lapso. Asignará los trabajos con la suficiente anticipación, y supervisará su elaboración, especialmente si el trabajo es en equipo. En todo caso,  evitará los materiales costosos.
• Informará a las alumnas, al inicio de cada lapso, de las actividades de evaluación a realizarse, así como las fechas probables y puntaje de las mismas.  El cronograma de esta planificación será firmado por el representante de cada alumna.
• Elaborará cuidadosamente las pruebas, señalando claramente lo que se pretende evaluar en cada parte y dejando establecido el valor de las mismas.
• Entregará con puntualidad los recaudos exigidos: notas, planificaciones, observaciones de las alumnas, etc.
• Entregará con puntualidad los exámenes o materiales al Coordinador de Área para su aprobación.
• Entregará con dos días de anticipación el material  para  reproducir (exámenes, guías etc.) que haya sido previamente revisado por el Coordinador del área respectiva.
• Exigirá a las alumnas adecuada presentación, redacción y ortografía en la elaboración de exámenes y trabajos.
• Vigilará en los exámenes, no corregirá las pruebas en clase, no pasará notas ni solicitará ayuda de las alumnas en esa tarea.
• Corregirá diligentemente los exámenes y los entregará a las alumnas a más tardar en cinco días hábiles.  
• Anotará en el diario de clase las alumnas inasistentes, la materia vista, las actividades cumplidas, las observaciones si las hubiere y firmará en el espacio correspondiente.
• Usará apropiadamente el local, el mobiliario y cualquier material del Colegio. Colaborará en la conservación, limpieza y mantenimiento, dentro de los límites de responsabilidad, especialmente de su aula de clase, y velará para que la semanera cumpla con sus funciones.
• No permitirá a las alumnas la entrada a clase sin pase, ni dará permiso para ausentarse del aula si no es por un motivo muy  justificado.
• Exigirá a las alumnas que cumplan con el uniforme y remitirá a las supervisoras a quienes incumplan con la norma.
• No utilizará  el teléfono celular en horario escolar (exceptuando sala de profesores)
• Guardará el secreto profesional, no haciendo uso indebido de los datos que se dispongan de la alumna o su familia.
• Cerrará los salones al finalizar la clase y cuidará que las aulas  queden limpias y ordenadas.
• No dictará clases particulares a las alumnas del Colegio.
• Respetará, asumirá y hará cumplir este Proyecto Educativo como un deber inherente al desempeño de la función docente.
 
19.2.3. EL DOCENTE EN EL AULA
• Establecerá con las alumnas una relación de confianza, comprensión y exigencia que fomente la autoestima y el desarrollo integral de la persona, así como el respeto a los demás.
• Creará en el salón un ambiente grato y de mucho respeto en el que cada alumna se sienta aceptada y pueda hacer preguntas sin temor.
• Procurará un trato imparcial con todas las niñas evitando los favoritismos.
• Preparará bien la clase, no improvisar nunca,  prever  el material que se va a utilizar y exigir a las alumnas un nivel alto en su asignatura.
• Buscará la metodología adecuada para que las niñas aprendan. Les enseñará a pensar, a razonar, a organizar las ideas, etc.
• Aprovechará las ocasiones para educar y manejará las situaciones conflictivas formando a las alumnas según el Ideario del Colegio.
• Concederá a las alumnas el derecho a expresar sus opiniones, evitando que estas se desvíen en críticas a profesores, alumnas y/o autoridades del Colegio.
• Asumirá una actitud ceñida a los más altos postulados de la moral profesional y ciudadana, evitando cualquier acción que pueda ser tomada como signo de parcialidad ante los conflictos estudiantiles.
• Controlará la disciplina de las niñas en el salón de clase y en los lugares donde se celebre alguna actividad extraescolar.
• Controlará que las alumnas devuelvan los exámenes firmados por sus representantes en el plazo indicado.
• Inculcará a las alumnas el conocimiento de los valores históricos y culturales de la Nación y respeto a los símbolos patrios.
 
19.2.4. EL DOCENTE CON EL PERSONAL DIRECTIVO
• El Docente asistirá a las sesiones de Consejos Generales, cursos, asambleas, actividades extraescolares y reuniones a las que sea convocado y mantendrá la debida reserva acerca de las cuestiones tratadas.
• Presentará con sinceridad sus sugerencias o inquietudes a la Dirección del Colegio, como actitud corresponsable en la buena marcha de la Institución.
• Acatará las normas emanadas por la Dirección.
• No mostrará ante las alumnas  desacuerdo con las normas o directrices impartidas por la Dirección.
• Comunicará cualquier irregularidad, interna o externa, pueda afectar a la Institución.
• Informará a la Dirección de los problemas que surjan entre profesores y/o alumnas para buscar una solución satisfactoria.
• Asumirá una actitud de lealtad, fidelidad y estima a la filosofía, ideario y principios cristianos del Colegio.
• Respaldará las decisiones que tome la Dirección en los asuntos académicos, disciplinarios, entre otros.
19.2.5. EL DOCENTE CON LOS COMPAÑEROS  
• En relación con sus colegas, el Docente mantendrá una actitud amistosa, fomentará las virtudes cristianas, la unión y el buen entendimiento entre todos. Su trato será amable y cortés. No comentará a las alumnas los incidentes que se puedan suscitar entre compañeros y mucho menos expresará ante ellas opiniones o gestos ofensivas hacia ellos.
• Fomentará la convivencia social por medio del trabajo en grupo y mantendrá buenas relaciones con los compañeros de trabajo.
• Será puntual en los cambios de clase y dejará el aula en orden para que el profesor que le siga pueda iniciar sus actividades sin molestia ni pérdida de tiempo.
• Respetará y acogerá las ideas y sugerencias de los demás profesores. Compartirá sus recursos y ayudará a otros a superarse.
 
19.2.6. EL DOCENTE EN SU RELACIÓN CON LOS PADRES Y REPRESENTANTES
• Tendrá un trato respetuoso, discreto y cortés con los Representantes. 
• Atenderá a las familias que soliciten una entrevista y participar del asunto  tratado a la Dirección.
• Cuidará la información que se da a las familias y procurará que sea estrictamente la de su representada.
• Evitará todo comentario negativo sobre el Colegio, los compañeros de trabajo, los representantes y las alumnas, con las familias y personas ajenas al Colegio.
 
19.3. FALTAS
19.3.1 FALTAS LEVES
• Descuido en la presentación personal,  y ademanes.
• Retraso en presentarse al salón de clase.
• Tolerar el incumplimiento de estas Normas de Convivencia.
• Vigilar inadecuadamente las actividades de evaluación.
• Permitir el desorden e indisciplina en el salón de clase.
• Salir del aula antes de finalizar la hora académica.
• Salir del salón de clase permitiendo que el salón quede desordenado.
• No registrar en el Diario de Clase la información que allí se solicita para el control administrativo de la alumna.
• No acompañar a las alumnas, que están bajo su responsabilidad, en horario escolar, durante las actividades religiosas, culturales, etc.
• Modificar, sin avisar a la autoridad correspondiente, fechas de evaluación o planes académicos.
• Fumar en las áreas del Colegio.
 
19.3.2 FALTAS GRAVES
• Reiteración de faltas leves.
• Fomentar la desunión, la desconfianza, la crítica destructiva, enfrentamiento entre docentes, o bien, entre docentes y el personal directivo del Colegio.
• Observar y propiciar conductas que vayan en contra  de la moral  y del Ideario del Colegio Mater Salvatoris, tanto dentro como fuera de la Institución.
• Abusar de su autoridad agrediendo física o verbalmente a las alumnas.
• Dictar clases particulares a sus propias alumnas dentro o fuera del Colegio.
• Ausentarse del Colegio en horario escolar.
• Descuido y desidia  en la elaboración de recaudos administrativos, preparación de planes de aula, evaluaciones, desempeño laboral, etc.
• Retraso en la entrega de recaudos administrativos: planes, notas, exámenes (Coordinación,  reproducción, alumnas).
• Cualquier otro hecho establecido como falta grave en el ordenamiento jurídico vigente y en este Manual de Convivencia.
 
 
  Colegio Mater Salvatoris